Diario de Vida y Aprendizaje

Nodo

Rubén Hernández Ruiz

esunaideagenial@hotmail.com

Document-Download-02-48

DVA – Texto paralelo (Versión para imprimir)      DVA_formato      Rúbrica_DVA

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

El Diario de vida y Aprendizaje es una propuesta educativa que pretende religar el pensar, sentir y expresarse mediante la observación, autoobservación, dejarse observar, metacognición, autorregulación y escritura, para tomar conciencia del ser, estar y  actuar en el mundo. Como diario, es un registro periódico de las experiencias de vida y aprendizaje que surgen a partir del estudio de los saberes de una disciplina delineados por una experiencia educativa, materia o asignatura. Es una estrategia transversal del constructo Gestión del Aprendizaje Sustentable.

Originalmente surge de la pregunta que una vez le hice a un profesor sin obtener una respuesta clara: ¿Una vez que le preguntas al estudiante: qué sentiste, qué haces con esa información? ¿Qué sentí?, es una de las preguntas de primer nivel de reflexión de la Bitácora COL propuesta por Campirán, en 1999, como estrategia didáctica del modelo para aprender a pensar: Comprensión Ordenada del Lenguaje, adoptado por la Universidad Veracruzana para la experiencia educativa Habilidades de Pensamiento Crítico y Creativo, asignatura del Área de Formación Básica General que se imparte en todos los programas educativos.

Adicionalmente, el DVA, surge de la inquietud del autor en responder otras dos preguntas: ¿Qué hace que la gente haga lo que hace? y ¿por qué tratar a los pensamientos y a las emociones de manera separada si en el Modelo Educativo Integral y Flexible de la Universidad Veracruzana se habla de formación integral?

Se presenta entonces en este tutorial al Diario de vida y Aprendizaje. Se dan antecedentes, se explica qué es, cuál es su esencia, cómo se elabora, y cómo se analiza para la reflexión, el aprendizaje autónomo y la autorregulación. Va dirigido a estudiantes de licenciatura y posgrado, también a profesores en formación. Su intencionalidad es:

  • Propiciar el reaprendizaje del pensar, sentir y expresarse.
  • Desarrollar la observación, autoobservación, el dejarse observar y la metacognición para develar la toma de conciencia del ser, estar y actuar en el mundo.
  • Identificar saberes teóricos, heurísticos, axiológicos, recursivos, sustentables, transversales y paralelos para el logro de las competencias profesionales integrales.
320px-A_woman_thinking
Ilustración 2. Mujer pensante

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

La Bitácora COL: antecedente del DVA

La Bitácora COL es un diario que registra, por escrito, experiencias de vida y aprendizaje, preferentemente mientras se está estudiando HP aunque puede aplicarse a cualquier situación cotidiana o especial. COL significa Comprensión Ordenada del Lenguaje, la Bitácora COL (BCOL) es una estrategia didáctica del modelo Hiper-COL para aprender a pensar (Campirán, 1999).

La BCOL consiste en un texto en prosa que da respuesta a una serie de preguntas exploratorias que provocan la reflexión en tres niveles, estos se van desarrollando conforme se va generando el hábito de escribir. La perseverancia y frecuencia de los registros es importante para generar el hábito de darse cuenta y la autorregulación.

Tres miradas

Al poner atención plena al ser, estar y actuar en una situación de vida y aprendizaje y escribir la experiencia, se desarrollan tres tipos de miradas o habilidades (Hernández, Gestión del Aprendizaje Sustentable, 2013):

  • Observar
  • Autoobservar
  • Dejarse observar
tres_miradas
Ilustración 3. Tres miradas para reconocer al otro como legítimo otro

Observación

Se observa hacia el exterior con detenimiento y atención para darse cuenta del contexto; es diferente a ver, se fija la mirada en lo general pero también en lo específico. Observar es una habilidad básica de pensamiento que se desarrolla con la práctica; al principio es necesario un objetivo para mirar con detenimiento, un para qué mirar, después simplemente se observa y se registra lo que sucede.

En la BCOL, sin apego y sin juzgar, se describe lo que se observó. Además de párrafos descriptivos se incluyen narrativos puesto que se va contando lo que va sucediendo.

Autoobservación

La autoobservación es una introspección, un observar interno, es una observación donde el observador se convierte en lo observado, en el paisaje. Es un mirar profundo, es un darse cuenta de las sensaciones físicas y emotivas, de lo que se piensa, pregunta y aprende, incluso de lo que se intuye. Al autoobservar se da uno cuenta de sus creencias y trasfondos, de cómo se adoptan actitudes, se toman decisiones y se emprenden acciones.

Al observar a otra persona, al ver con detenimiento al otro, se puede, como en un espejo, autoconocerse al ver el reflejo de nuestras conductas o actitudes que se hacen evidentes en el acto reflexivo de observar. Me veo en el otro.

Dejarse observar

Dejarse observar ayuda a que otro se vea a sí mismo o vea en mí algo que yo aún no veo y desde la perspectiva del otro podría ser conveniente que viera. En reciprocidad, qué veo yo que parece que el otro aún no ve y desde mi perspectiva y experiencia podría ser conveniente que viera.

Observar, autoobservar y dejarse observar son habilidades de pensamiento que ayudan a darse cuenta y a relacionar lo que se piensa, siente y expresa para tomar conciencia del ser, estar y actuar en el mundo, de manera individual o colectiva.

Darse cuenta, por ejemplo, que al observar se observa que se observa, qué se observa, cómo se observa, cuándo, en dónde, con qué y con quién, qué y para qué se observa, es hacer metacognición.

Metacognición y autorregulación

Al tener un proyecto personal de vida, la metacognición, el darse cuenta de todos los factores que influyen en nuestro pensar, sentir y expresarse, nos llevan a la autorregulación; en primer lugar a verificar si nuestro ser, estar y actuar se dirige hacia el logro de nuestras metas y objetivos y en segundo a hacer algo al contestar las preguntas ¿Y ahora que me he dado cuenta, qué?, ¿qué sigue? La actitud, decisión y acción apropiadas pueden ser: corregir lo que no salió como se esperaba, mantener lo logrado o mejorar lo que se consiguió.

Las preguntas

A continuación se presenta una tabla que relaciona las preguntas naturales de la BCOL con los aspectos que se han mencionado anteriormente.

El primer nivel reflexivo agrupa preguntas que dan pie a descripciones y narraciones, principalmente. Mientras que en el segundo predominan la exposiciones, explicaciones y argumentaciones. El tercer nivel o nivel experto, asocia las preguntas de los niveles anteriores y se agregan algunas más.

Tabla 1. Las preguntas de la BCOL hacia un DVA. Diseño de Rubén Hernández Ruiz, esunaideagenial@hotmail.com
Nivel reflexivo Preguntas naturales de la BCOL Mirada atenta

Preguntas del DVA

Primero ¿Qué pasó? Observar ¿En qué contexto me encuentro? ¿Cómo es? ¿Cuándo fue? ¿Qué eventos sucedieron en ese espacio y tiempo?, ¿en qué secuencia ocurrieron las acciones del evento?
¿Qué sentí? Autoobservar En ese contexto, tiempo, espacio y eventos, ¿cómo llego?, ¿qué percepciones físicas tuve?, ¿qué propiocepciones, emociones y sentimientos fluyeron en mí?, ¿cómo me voy?
¿Qué aprendí? Observar, autoobservar y dejarse observar ¿Qué me pregunté?, ¿qué conceptos, objetos o situaciones observé, describí, relacioné, comparé o clasifiqué?, ¿qué analicé?, ¿qué juzgué?, ¿qué saberes teóricos aprendí?, ¿qué habilidades o destrezas  desarrollé?, ¿qué actitudes, valores y creencias transferí, cambié o adopté?
Segundo ¿Qué integré? Autoobservar y dejarse observar ¿Cómo relacioné lo que sabía con lo nuevo?, ¿cómo tejí mis sentimientos con mis pensamientos?, ¿qué pensé, sentí y expresé?
¿Qué inventé? Observar, autoobservar y dejarse observar ¿Qué me pregunté y qué me respondí? ¿Qué nuevas ideas me surgieron?, ¿qué modelos o prototipos construí? ¿Qué actitudes adopté?, ¿qué decisiones tomé?, ¿qué acciones emprendí? ¿Y ahora qué?
¿Qué propongo? Autoobservar y dejarse observar ¿Qué resultados obtuve?  ¿Qué actitudes adopté?, ¿qué decisiones tomé?, ¿qué acciones emprendí?, ¿Y ahora qué?
Experto Las seis preguntas anteriores más algunas otras como: ¿Qué quiero lograr?, ¿qué estoy presuponiendo?, ¿qué utilidad tiene? Observar, autoobservar y dejarse observar ¿Qué me pregunté y qué me respondí? ¿Qué nuevas ideas me surgieron? ¿Qué actitudes adopté?, ¿qué decisiones tomé?, ¿qué acciones emprendí? ¿Qué resultados obtuve?, ¿qué debí obtener? ¿Qué actitudes adopté?, ¿qué decisiones tomé?, ¿qué acciones emprendí?, ¿Y ahora qué?
Primero, segundo y nivel experto ¿De qué me doy cuenta?

(Metacognición)

Observar, autoobservar y dejarse observar Al fijar mi atención, ¿qué observé, qué percibí, qué sentí, qué me pregunté, qué trasfondos o creencias traje a colación, qué actitudes adopté, qué decisiones tomé, qué acciones emprendí?

Elaboración

La BCOL se va haciendo conforme se presenta la experiencia de vida y aprendizaje, se van tomando notas relacionadas con las preguntas anteriores. Es un tejido de párrafos narrativos que contestan qué pasó, además descriptivos al dar detalles y características de las situaciones o contextos. También expositivos al plantear situaciones y argumentativos cuando das razones sobre algo o justificas una postura. Se recomienda escribir en tres momentos: antes, durante y después.

Antes

Se puede observar, autoobservar y dejarse observar respecto a cómo se llega a la sesión, justo antes de que inicie, por ejemplo: es probable que el tráfico nos ponga de mal humor o que el exceso de trabajo nos estrese, así nuestra disposición para poner atención a la sesión de la clase o estudio podría disminuir, hasta que nos demos cuenta de que el nuevo contexto ha cambiado y tiene otra influencia en nuestro ser, estar y actuar.

Las siguientes preguntas pueden ayudar al diagnóstico: ¿cómo llego?, ¿cómo me siento emocional y físicamente?, ¿qué me ha pasado que me siento así?, ¿en qué nuevo contexto estoy?

Durante

Es conveniente hacer pausas durante la sesión de estudio para autoevaluar la situación: ¿cómo me he sentido?, ¿qué actitudes estoy adoptando, son favorables al aprendizaje?, ¿qué estoy logrando? ¿Y ahora qué?, ¿debo modificar alguna sensación física, emocional o cognitiva desfavorables o desagradables?

Después

Al terminar es bueno preguntarse, ¿cómo me voy?, ¿cómo me siento?, ¿qué acciones debo emprender? ¿Y ahora qué?

En este curso elaborarás tus BCOL conforme avances, harás entregas acumuladas cada vez que se te indique, incluyen desde del inicio del curso a un determinado momento o desde la entrega de una BCOL a la solicitud de la siguiente. Al final harás una recapitulación de todas las BCOL. Revisar tus BCOL retroactivamente equivale a revisar tu proceso de aprendizaje y por lo tanto tu proceso de vida para seguir, recursivamente, aprendiendo a vivir.

Sigue las indicaciones de cada BCOL pero regresa constantemente a esta introducción para  ampliar y profundizar tu percepción, reflexión y en general tu aprendizaje y autorregulación.

Aunque tus apuntes de clase o de la sesión independiente de estudio son útiles para tus anotaciones en la BCOL, procura no copiarlos al responder qué aprendí, es mejor recapitular o mencionar el aprendizaje más significativo. Las primeras BCOL pueden ser escuetas pero date a la tarea de mejorar tu escritura al mejorar tus observaciones, autoobservaciones y experiencias donde te dejas observar. La BCOL es un documento personal e intransferible por lo tanto, de nada sirve copiar el de algún compañero. Nadie vive tu vida por ti, ni nadie aprende por ti, sólo tú mismo. Tú eres el primer gestor de tu aprendizaje.

Hacia el Diario de Vida y Aprendizaje

La BCOL y estas notas han sido la base para diseñar el Diario de vida y aprendizaje  para religar el pensamiento con el sentimiento y la expresión escrita. (Hernández, Una estrategia de Gestión del Aprendizaje Sustentable: Religación de Habilidades de Pensamiento y Lectura y Redacción., 2014)

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

El DVA como estrategia de religación del pensar, sentir y expresarse

  • Un Diario de vida y aprendizaje (DVA) es un registro personal de lo que va aconteciendo en el transcurrir de los días. Se trata de observar el entorno en el que se está inmerso para descubrir la relación con él, cómo influye en uno y cómo a su vez se transforma con el ser, estar y actuar de la persona. Al mismo tiempo que se tiene la vivencia, se le observa, se siente, se cuestiona, se piensa y se proyecta, al grado que el observador se vuelve la experiencia.
  • El DVA es un ejercicio de observación, autoobservación, reconocimiento, reencuentro y proyección que se aplica a cualquier situación si se considera que toda experiencia de vida es una experiencia de aprendizaje y toda experiencia de aprendizaje lo es de vida.
  • A diferencia de una bitácora que sólo describe hechos y registra datos, el diario de vida y aprendizaje es por excelencia metacognitivo porque propicia la autoobservación, reflexión y expresión para el desarrollo de la conciencia, la autorregulación y la autonomía, elementos esenciales para gestionar aprendizajes sustentables.
  • Está compuesto por una serie de preguntas que exploran la relación del sujeto con su contexto y consigo mismo en la propia vivencia. La reflexión de lo que se pregunta y sus posibles respuestas, religan el pensar, sentir y expresarse para tomar conciencia del ser, estar y actuar en el mundo.
  • Para escribir el DVA se propone, por una parte, una explicación, más que de cómo irlo contestando, del sentido de las preguntas que se proponen y, por otra, un formato, si bien instrumento, es un andamiaje estratégico para recordar la intencionalidad reflexiva y propositiva de la pausa.
  • Una pregunta del DVA es ¿Qué aprendí?, su respuesta da pie a considerar el DVA como un texto paralelo que se va haciendo conforme transcurre la experiencia de vida y aprendizaje.
  • Después de un tiempo se realiza un DVA de recapitulación (DVAR); se regresa a revisar los registros iniciales para ir descubriendo la transformación; al principio somos unos, después los mismos pero con diferente historicidad. Al revisar los DVA, retroactiva y recursivamente, se revisa el proceso de aprendizaje y por lo tanto el proceso de vida, de coevolución sociocultural.
Consulta_2014_sobre_como_fortalecer_a_Wikimedia_no_Brasil,_São_Paulo_06 (1)
Ilustración 4. Religación del pensar, sentir y expresarse

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

Las preguntas reflexivas del DVA

  • El DVA inicia con las preguntas ¿Cómo llego? y ¿cómo me siento?, se trata de reconocer cómo influyen las situaciones vividas justo un momento antes de llegar a la sesión que se analiza; por ejemplo, cómo el tráfico pesado influyó en la persona, cómo al sentirse atrapada, ella misma generó estrés, enojo o frustración por no poderse trasladar libremente y tal vez angustia por llegar tarde a la sesión de trabajo. No precisamente se trata de un momento inmediato, sino uno anterior cuya magnitud no permite del todo la concentración mental, física ni emotiva en la sesión de estudio que se inicia.
  • Al llegar, respirar y voltear a los lados, se puede percibir un nuevo entorno que hace que las percepciones anteriores disminuyan, se olviden o simplemente ya no influyan demasiado porque se van creando otras igualmente significativas que invitan a querer saber mediante el trabajo individual o colectivo. La pregunta sería: ¿En qué contexto me encuentro ahora?
  • Al describir el nuevo contexto, observar cómo los estados de ánimo anteriores empiezan a cambiar, a mantenerse o incluso a arraigarse, facilitando o impidiendo la nueva acción. Supongamos que la persona en cuestión hizo un coraje y está molesta, entonces es probable que mientras no se disipe la incomodidad, su conducta se manifestará en concordancia con esos ánimos. La pregunta a considerar es: ¿Qué nuevas sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos estoy percibiendo en mí?
  • Se recomienda contestar las dos preguntas anteriores en un mismo momento, de tal manera que se tejan y se dé cuenta el sujeto que observa que el contexto donde se encuentra puede provocar reacciones y éstas a su vez causar modificaciones al clima socioambiental. Por ejemplo, en un aula, una reacción de enojo del profesor por un estudiante que no llevó su tarea puede crear un ambiente entre los estudiantes de miedo a los regaños. En la misma situación de ausencia de tarea, el profesor enojado (o en vez de enojarse) podría preocuparse porque sus estrategias docentes no le funcionan llevándolo a, ya sea, decepcionarse de su práctica o a la acción de mejora.
  • El grupo de preguntas: ¿Qué trasfondos (perspectivas o posturas) estoy recuperando?, ¿qué relaciones estoy estableciendo?, ¿qué me estoy preguntando? y ¿qué estoy aprendiendo?, tienen la finalidad de hacer ver que las creencias, saberes previos y miradas epistemológicas aprendidas (muchas veces arraigadas) condicionan las respuestas. Por ejemplo, si un estudiante cree que el profesor debe decirle si su tarea está bien o mal hecha, que es él quien se la debe corregir, le pedirá que lo haga y no pondrá empeño en aprender a autoevaluarse. De no hacerlo (por tener el profesor otra perspectiva pedagógica), el estudiante podría sentirse desatendido o hacer responsable al profesor de su posible baja calificación por no haber habido aprendizaje.
  • Otro ejemplo: si el profesor cree que el estudiante es flojo por naturaleza, lo obligará a estudiar. Si cree que regañándolo aprenderá, lo reprenderá, le bajará puntos, en general se la pasará poniéndole taches y criticándolo.
  • Las creencias y saberes previos podrían generar apertura o cerrazón para escuchar al otro, entablar o impedir un diálogo. En caso de haberlo, la comunicación podría ser indagatoria, querer saber lo que sabe el otro; respetuosa al escuchar pero indiferente en cuanto a lo que se dice; otra opción es que la relación comunicativa sea de conflicto.
  • ¿Qué postura estoy asumiendo? ¿Qué actitudes estoy adoptando? ¿Qué decisiones estoy tomando? ¿Qué acciones estoy emprendiendo? es otro conjunto de preguntas que tienen el objetivo de generar la reflexión; las respuestas tienen como antecedente lo que se fue creando a partir de las respuestas a las preguntas anteriores. Una postura presupone actitudes y por lo tanto decisiones que llevan a acciones que generan relaciones (y reacciones) con (de) los demás. Por ejemplo, si adopto un apostura de “yo estoy bien, tú estás mal”, mi actitud será de rechazo a cualquier propuesta de diálogo porque no estoy dispuesto a cambiar mi opinión. Así, decido no escuchar y tomo la acción de irme.
  • La pregunta ¿Y ahora qué?, recapitula y proyecta: ahora que me di cuenta de mi ser, estar y actuar, ¿qué sigue?, ¿qué propongo?, ¿qué invento?, ¿qué hago?
  • Se recomienda pensar y sentir cada pregunta, pero a diferencia de un cuestionario tradicional, no se responden una a una sino que se tejen “las metacogniciones” en párrafos que van dando sentido a lo que se reflexiona.
  • El DVA se escribe en primera persona del singular porque en el lenguaje, el sujeto vive un efecto ontológico y autopoiético, se reconoce y autoproduce en su escritura. Además, el sujeto que observa y autoobserva es quien experimenta la vivencia, quién mejor que él para contarla.
  • Enfocar la atención en lo que se pregunta lleva al sujeto que se autoobserva y pregunta, a recordar, observar, reconocerse y a darse cuenta. En la búsqueda de respuestas surgen otras preguntas, se promueve la comprensión, evaluación, dilucidación, reflexión, inferencia y deliberación. Así, el que vive la experiencia, asume, define, establece, planea, organiza y proyecta. Y por lo tanto, toma decisiones, emprende acciones, conversa y dialoga creando relaciones sociales. En el lenguaje narra, describe, enumera, compara, clasifica, relaciona, explica, expone y argumenta.
  • Al esforzarse por pensar, sentir y expresarse, la reflexión y escritura van siendo espontáneas, abundantes y reveladoras. Cada vez el ejercicio va siendo más enriquecedor y esclarecedor.
  • El texto que se va generando puede ser tan corto o amplio como se desee, se recomienda no abrumarse con la extensión, simplemente respirar y escribir, el texto fluirá, discurrirá.
  • El DVAR es una recapitulación de lo más significativo del proceso de vida y aprendizaje. Se trata de localizar los momentos cruciales, los que hicieron que a partir de los aprendizajes, las posturas, actitudes, decisiones y acciones fuesen evidentes y trascendentes (hayan sido favorables o desfavorables).
  • El DVAR es también un pretexto para hacer una Pausa para la reflexión y autorregulación; provoca una autoevaluación del desempeño, resultados y productividad. ¿Cómo voy en cuanto a los avances de mi proceso de formación?, ¿he aprendido lo que debía o quería aprender?, ¿he logrado lo que debía o quería lograr?, ¿qué he considerado como facilidad y cómo la he aprovechado?, ¿qué he considerado como dificultad y cómo la he resuelto? ¿Cómo me siento?, ¿tranquilo/angustiado, satisfecho/insatisfecho?, ¿mis emociones, sentimientos y sensaciones son favorables/desfavorables? ¿Me he dado cuenta de mi transformación? ¿Y ahora qué? ¿Qué mantengo o qué cambios debo o quiero hacer? ¿Qué actitudes debo asumir, qué postura debo adoptar, qué decisiones tomar y qué acciones emprender para seguir creciendo y sintiéndome bien?
  • Observa con todos tus sentidos el siguiente video, complementa el texto anterior porque el autor comenta algunas preguntas.

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

El texto reflexivo del DVA, pretexto y contexto de vida y aprendizaje

Pretexto

  • Cuando está en algún espacio educativo: aula, laboratorio, biblioteca, sala de conferencias, en prácticas de campo, incluso cuando está en su cuarto haciendo la tarea, normalmente aprende sobre los contenidos de una experiencia educativa o materia. Sin embargo, con ese pretexto, el DVA lo invita a darse cuenta no tan solo de qué y cómo aprende los contenidos escolares sino también a que aprende de manera paralela y transversal, otros saberes.

Contexto

  • En cualquier lugar donde esté (incluyendo los espacios educativos), si pone atención, se dará cuenta que el ambiente influye en usted, sea de manera favorable o desfavorable. Y si emprende acciones, usted podría influir en el ambiente modificándolo a su conveniencia o perjuicio. Estamos hablando de nichos vitales o espacios ecológicos donde se intercambia energía e información entre sus miembros, vivos o no vivos, y donde la experiencia de vida y aprendizaje es trascendental puesto que le enseña a vivir y a aprender.

Texto

  • En ese contexto y pretexto, además de centrar su atención en los saberes de sus materias o experiencias educativas y en las características e influencia del ambiente, con un esfuerzo adicional, podría darse cuenta que piensa, siente y expresa.
  • Así, el DVA es un ejercicio de observación, autoobservación, reconocimiento, reencuentro y proyección para generar un texto que da cuenta de usted y su experiencia de vida y aprendizaje.
  • Se recomienda pensar y sentir cada pregunta, pero a diferencia de un cuestionario tradicional, no las responda una a una sino que teja “las metacogniciones” en párrafos que den sentido a lo que se reflexiona. Escriba en primera persona del singular, descubrirá en el lenguaje un efecto ontológico y autopoiético.
  • Según el sentido de las preguntas, donde aplique: recuerde, obsérvese, reconozca, dese cuenta. Pregunte, comprenda, evalúe, dilucide, reflexione, infiera, delibere, asuma, defina, establezca, planee, organice, proyecte. Decida, actúe, converse, dialogue. Narre, describa, enumere, compare, clasifique, relacione, explique, exponga, argumente.
  • A continuación se presenta un andamiaje, si bien es un instrumento de registro ordenado, es un documento estratégico porque ayuda a develar el texto en ese contexto y con ese pretexto. Las preguntas del formato son para recordarle la intencionalidad reflexiva y autorregulativa.
  • El texto es la expresión de lo que pensó y sintió durante la experiencia de vida y aprendizaje; simplemente respire y escriba, deje que su ser fluya en la expresión.
  • Amplié el espacio del formato o modifíquelo adecuadamente pero no se abrume con la extensión, al principio puede ser escueto en detalles y corto en extensión pero intente ampliar y profundizar su visión y reflexión cada vez que observa, autoobserva, se deja observar, se da cuenta, reflexiona y escribe.
  • Un esquema del formato sugerido para el DVA o DVAR se presenta abajo, sin embargo el formato para imprimir puede descargarlo aquí:  DVA_formato Y la rúbrica la puede descargar acá: Rúbrica_DVA
diario
Ilustración 5. Diario personal de vida y aprendizaje
Tabla 2. Andamiaje para el DVA. Diseño de Rubén Hernández Ruiz, esunaideagenial@hotmail.com

Diario de Vida y Aprendizaje (DVA)

Rubén Hernández Ruiz – esunaideagenial@hotmail.com

Materia o asignatura # de DVA o DVAR  
Nombre del participante Periodo de registro  
  • Este es un ejercicio de observación, autoobservación, reconocimiento, reencuentro y proyección. Se recomienda pensar y sentir cada pregunta, pero a diferencia de un cuestionario tradicional, no las responda una a una sino que teja “las metacogniciones” en párrafos que den sentido a lo que se reflexiona. Escriba en primera persona del singular, descubrirá en el lenguaje un efecto ontológico y autopoiético.
  • Según el sentido de las preguntas, donde aplique: recuerde, obsérvese, reconozca, dese cuenta. Pregunte, comprenda, evalúe, dilucide, reflexione, infiera, delibere, asuma, defina, establezca, planee, organice, proyecte. Decida, actúe, converse, dialogue. Narre, describa, enumere, compare, clasifique, relacione, explique, exponga, argumente.
  • No se abrume por la extensión, simplemente respire y escriba, deje que su ser fluya en el texto.
  • Si necesita más especio para expresarse, no dude en extender el cuadro o utilizar otra hoja.
¿Cómo llego a la clase o sesión de estudio?, ¿cómo me siento? (¿Qué sucedió antes que me ha puesto así como vengo?)

¿En qué contexto me encuentro ahora? ¿Qué nuevas sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos estoy percibiendo en mí?

¿Qué trasfondos estoy recuperando? ¿Qué relaciones estoy estableciendo? ¿Qué me estoy preguntando?

¿Qué actitudes estoy adoptando? ¿Qué postura estoy asumiendo? ¿Qué  decisiones estoy tomando? ¿Qué acciones estoy emprendiendo?

¿Qué estoy aprendiendo? ¿De qué me doy cuenta? ¿Y ahora qué?

¿Cómo me siento ahora?, ¿estoy logrando lo que quería alcanzar?, ¿cómo me voy de la sesión?

 Escriba aquí su texto

Observaciones

Stationery-01-48   Student-Read-01-48

El texto paralelo (TP)

Apuntes y pequeñas tareas

  • Normalmente, mientras se asiste a clases o se tiene una sesión de estudio, se va tomando nota del contenido que se estudia, en algunos casos se hacen organizadores de información, en otras, se escriben tan solo notas sueltas. A esto, tradicionalmente en los ambientes escolares, lo conocemos como apuntes. Estas notas si bien reflejan saberes no implican que todo lo que se escribe se aprende, más bien se registra para aprenderlo, un poco en ese momento y la mayoría para después; en el mejor de los casos, si se puso atención y se comprendió, los apuntes sirven para repasar. Son andamiajes.
  • Para escribir los apuntes se requiere ir integrando textos multimodales a partir de lo que se sabe, lee, explica el profesor, se comparte con otros o se estudia individualmente. Normalmente se hacen organizadores de información (OI), por ejemplo: mapas conceptuales, cuadros sinópticos, esquemas, dibujos, mapas semánticos, etcétera.
  • Los OI son productos que resultan de haber trabajado y aprendido; forman parte de una estrategia de aprendizaje, no son la estrategia misma, son técnicas o tácticas para producir posteriormente evidencias de aprendizaje integradoras.
  • En los apuntes se registra principalmente información teórica o procedimental organizada que parte de la observación y de la reflexión analítica sobre el contenido que se estudia. Reflejan lo cognitivo. Son andamiajes o apoyos para construcciones mayores. Los párrafos que se escriben son descriptivos, expositivos y argumentativos.
  • Normalmente en la escuela, a cada organizador de información se le asignan puntos para sumarlos a la calificación parcial o total como parte de la valoración del proceso de aprendizaje.
  • Sin embargo, algunas veces la evolución se queda hasta allí, no sucede nada después. Por ejemplo, se podría pasar de la lectura de un texto a la interpretación mediante un mapa conceptual pero también a la escritura de un texto propio a partir del mapa. O multiplicar el efecto de la tarea incorporando dos o tres mapas distintos para hacer un texto integrador de mayor relevancia y pertinencia, como una investigación, un ensayo o proyecto.
  • Estas integraciones provocan principalmente aprendizajes para conocer y saber hacer. Pocas veces se provoca y denota en ellos aprendizajes axiológicos como el saber ser y convivir, tampoco el desarrollo corporal, el de las competencias básicas como las de comunicación o aprendizaje autónomo o las genéricas del bachillerato.[1] Estos saberes son paralelos, se vincula el saber disciplinario con el desarrollo de las competencias básicas de comunicación y aprendizaje autónomo y autorregulado, el autorreconocimiento y la relación con el contexto.

DVA como TP

  • Un DVA es un registro de experiencias de vida y aprendizaje. Proviene de la autoobservación y de la reflexión introspectiva; la tendencia es a registrar aprendizajes metacognitivos y socioafectivos.
  • Los DVA también son andamiajes o apoyos para construcciones mayores o integradoras. Su estructura básica es narrativa, descriptiva y expositiva.
  • Un DVA es un texto paralelo (TP), es complementario a los apuntes y tareas y es elemento integrador de saberes.

Andamiajes

  • Las letras A, B y C de la figura siguiente, podrían reflejar la visión construida a partir de qué y cómo se observa y autoobserva. Son apuntes, tareas o diarios; en general, productos de aprendizaje o evidencias de desempeño derivadas de los ejes teórico (T), heurístico (H) y axiológico (A) de las competencias profesionales integrales. Estos andamiajes se producen a partir de una experiencia de aprendizaje: una clase magistral, trabajo en grupo pequeño o una entrevista, entre otras. También podrían venir de apuntes, tareas integradoras y diarios de vida y aprendizaje respectivamente.
TP
Ilustración 6. El DVA como elemento integrador de reflexiones y aprendizajes paralelos

Aprendizaje sustentable

  • El aprendizaje es sustentable cuando se aprende recursivamente a partir de lo que se sabe y la interacción con el medio; cuando el sujeto aprendiente se da cuenta de que está aprendiendo, qué aprende, cómo aprende y para qué, propiciando él mismo la toma de decisiones y el emprendimiento de acciones reguladoras para su regeneración y autoorganización, lo que le permite seguir aprendiendo a vivir. En ese proceso va tomando conciencia de su ser, estar y actuar en el mundo a través del reaprender a pensar, sentir y expresarse, con lo cual le va hallando sentido a su proyecto de vida.

Aprendizaje autónomo y autorregulable

  • Cuando se contesta la pregunta ¿Qué aprendí? en un DVA, no se trata de incluir los apuntes o reportar tareas; se apela a la manifestación de aprendizajes emergentes que dan pie a aprendizajes sustentables. Su registro parte de las mismas sesiones de estudio pero se enfoca en la persona que aprende. Las preguntas adicionales e implícitas en ¿Qué aprendí? son:
  • ¿Qué aprendí en lo teórico, qué en lo heurístico, qué en lo actitudinal y corporal?
  • ¿Cómo lo aprendí?
  • ¿Por qué o para qué lo aprendí?
  • ¿Y ahora qué hago con esto que aprendí?
  • ¿Cómo lo integro entre sí y a mis otros aprendizajes o saberes?
  • ¿Qué invento a partir de esto que integré, cómo lo proyecto?
  • Responder ¿Qué aprendí? lleva a proyectar la vida. Por eso es importante poner atención en uno mismo y en la reflexión que se hace a partir de los trasfondos y nuevas situaciones de vida y aprendizaje.
  • El DVA es un texto paralelo (TP) que registra aprendizajes para aprender cómo seguir aprendiendo a vivir y a aprender. Permite darse cuenta que el primer gestor del aprendizaje es uno mismo y que para un adecuado aprendizaje autónomo y autorregulable es cuestión de aprender de manera recursiva y sustentable.

Library-Books-48

Trabajos citados

Campirán, A. (1999). Estrategias didácticas. En G. Guevara, & otros, Habilidades de Pensamiento Crítico y Creativo (Vol. I, págs. 35-36). Xalapa, México: Universidad Veracruzana.

Hernández, R. (2013). Gestión del Aprendizaje Sustentable. Xalapa, Veracruz, México.

Hernández, R. (2014). Una estrategia de Gestión del Aprendizaje Sustentable: Religación de Habilidades de Pensamiento y Lectura y Redacción. Memorias del IV Congresos Internacional de Educación Superior. La Formación por Competencias. (págs. 177-192). San Cristóbal de las Casas, Chis.: Universidad Autónoma de Chiapas.


Derechos de ilustraciones, tablas y videos

Ilustraciones

Ilustración 1. Imagen del encabezado. Croteau, Mary Ellen. (2014) Elin, Orebro. Las tapas de plástico que se convirtieron en obras de arte. El Tiempo. En: http://www.eltiempo.com/multimedia/fotos/gente3/tapas-de-plastico-convertidas-en-arte/14766195 Fecha de consulta: 03-07-2016.

Ilustración 2. ÁWá. (2007). A woman thinking. En: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:A_woman_thinking.jpg?uselang=es Fecha de consulta: 03-06-2016. Nombre asignado aquí: Una mujer pensando.

Ilustración 3. Hernández, R. (2013 ) Tres miradas para reconocer al aotro como legítimo otro. Material del curso Gestión del Aprendizaje Sustentable. Programa de Formación de Académicos (ProFA). Xalapa, Ver. Universidad Veracruzana. Inédito como cartel.

Ilustración 4. The_Photographer (2014), Consulta 2014 sobre como fortalecer a Wikimedia no Brasil. En: https://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Thinking#/media/File:Consulta_2014_sobre_como_fortalecer_a_Wikimedia_no_Brasil,_S%C3%A3o_Paulo_06.jpg  Fecha de consulta: 03-06-2016. Nombre asignado aquí: Religación del pensar, sentir y expresarse.

Ilustración 5. Diario personal de vida y aprendizaje. Diario. Publicado 24 de junio de 2013 en 3072 × 2048 en Como un Diario Personal Puede Ayudarte en tu Carrera. De aquí, de allá y de todas partes. El Blog de Don Cuco. En: https://doncuco.wordpress.com/2013/06/24/como-un-diario-personal-puede-ayudarte-en-tu-carrera/diario/ Fecha de consulta: 03-07-2016.

Ilustración 6. Hernández, R. (2007) El DVA como elemento integrador de reflexiones y aprendizajes paralelos. Material del curso Gestión del Aprendizaje Sustentable. Programa de Formación de Académicos (ProFA). Xalapa, Ver. Universidad Veracruzana. Inédito como cartel.

Tablas

Tabla 1. Las preguntas de la BCOL. (2013) Hernández, Rubén.

Tabla 2. Andamiaje para el DVA. (2013) Hernández, Rubén.

[1] Ver otras en: SEP (2008) ACUERDO número 444 por el que se establecen las competencias que constituyen el marco curricular común del Sistema Nacional de Bachillerato. Disponible en: http://transparencia.info.jalisco.gob.mx/sites/default/files/ACUERDO%20444.pdf Fecha de consulta: 19-06-2015.

Videos

Hernández, R. (2016) El Diario de vida y Aprendizaje. Video. Formato mp4. Duración 10:15 min. Resolución 854. En Youtube. www.youtube.com/watch?v=2xWNcTs40Wo&w=420&h=315 Fecha de consulta: 22-07-2016.


  Hand-Sign-05-48

Pausa para la reflexión, autorregulación y descanso

Después de estas actividades, haz una pausa, piensa en cómo viviste esta experiencia de vida y aprendizaje, reflexiona y autorregula tus actitudes, decisiones y acciones.

Descansa un poco, mueve el cuerpo y come bien.

Arrowhead-Right-48

Siguiente actividad

HCP   abuela

Note-01-48

Diseño curricular, diseño gráfico y montaje

es una idea genial!